INNOVACIÓN SEGURA: BRAZOS DE CARGA Y SISTEMAS DE ACCESO SEGURO, LA MEJOR ALTERNATIVA EN LA TRANSFERENCIA DE FLUIDOS INDUSTRIALES

En la industria del oil y gas, la transferencia segura y eficiente de fluidos líquidos y gaseosos es esencial para disminuir el impacto ambiental y otros factores que pueda ocasionar esta actividad, la innovación se presenta como un catalizador esencial que, además de proporcionar muchos beneficios, también aporta esa seguridad que se necesita para realizar una transferencia sin accidentes.   

En el sector industrial, la transición de las tradicionales mangueras a la vanguardista tecnología de brazos de carga se apunta como un cambio crucial. Esta transformación no solo responde a la necesidad de eficiencia operativa, sino también redefine los estándares de seguridad y confiabilidad en la manipulación de fluidos. 
Este artículo explora de qué manera la modernización a brazos de carga o descarga ofrecidos por Woodfield Systems se impulsa como la mejor opción para enfrentar estos retos y disminuir riesgos significativos de seguridad de procesos en las operaciones.  

OPERACIÓN CON MANGUERAS

El proceso comienza con la preparación del equipo, donde se seleccionan y conectan las mangueras correspondientes para la transferencia de fluidos. Este paso requiere manipulación manual y puede llevar tiempo, especialmente en operaciones que involucran múltiples productos o destinos haciendo que la manipulación manual de las mangueras sea esencial en este procedimiento donde, los trabajadores deben transportar y posicionar las mangueras desde la fuente hasta el punto de carga o descarga, lo que implica un esfuerzo físico significativo y exposición frecuente a niveles de riesgos ocupacionales importantes. 

Una vez posicionadas, las mangueras se conectan tanto a la fuente del fluido, como al punto destino. Este proceso manual puede resultar en tiempos de inactividad, especialmente si las conexiones no son inmediatas o si hay ajustes adicionales que realizar. La transferencia de fluidos comienza una vez las mangueras están conectadas. Durante este proceso, los trabajadores deben monitorear continuamente la operación para evitar posibles fugas o derrames. 

Tras completar la transferencia, las mangueras deben desconectarse y almacenarse. Este paso adicional implica tener mayor manipulación manual donde el riesgo de posibles derrames residuales aumenta. 

Una manguera puede ser más económica de adquirir, o eso es lo que parece a simple vista. Sin embargo, debemos tener en cuenta que puede tener más riesgos a largo plazo, lo que puede ocasionar compra de nuevos equipos y/o aumentos de otros costos asociados principalmente a las acciones correctivas generadas por la materialización de los riesgos de operación. 

Las mangueras tradicionales presentan varios riesgos que los colaboradores se enfrentan, ya sea por lo difícil de guardar cuando no está en uso, que puede provocar accidentes o pueda sufrir daños por pisadas o rasguños. Esta carencia de seguridad no solo afecta el proceso de transferencia, sino que también incide en la eficiencia y confiabilidad operativa. 

En la industria del manejo de fluidos el proceso de descarga tradicional con mangueras ha sido una práctica común durante décadas. Sin embargo, la innovación en la forma en que transferimos fluidos ha llegado con la introducción de los brazos de carga/descarga, transformando la seguridad y la eficiencia en todas las operaciones industriales que requieren de esta aplicación. 

Los brazos de carga han emergido como una solución revolucionaria, abordando las deficiencias del proceso de carga o descarga tradicional. Los brazos de carga hechos a medida de Woodfield están diseñados por expertos en la fábrica para garantizar la seguridad y un requisito mínimo de mantenimiento. Son equipos automatizados para minimizar los riesgos asociados con la transferencia de fluidos que incluyen sistemas de bloqueo y sensores avanzados para garantizar un entorno de trabajo seguro, reduciendo accidentes y derrames. 

La automatización en el proceso de carga y descarga proporciona una transferencia de fluidos rápida y precisa. Los brazos de carga eliminan la complejidad de las mangueras, reduciendo el tiempo de inactividad y mejorando la eficiencia global de la operación, ya que ofrecen versatilidad en la manipulación de fluidos, siendo adaptables a diversos sectores de la industria petrolera, ya sea marítima o terrestre. Esta capacidad de adaptación asegura una solución eficiente en diferentes entornos operativos y más aún desde que emplean accesorios de acoplamiento diseñados bajo normativas de seguridad que normalmente no pueden emplearse con las mangueras.  

Otra herramienta muy importante y de gran utilidad para el sector industrial, son los sistemas de acceso seguro, estos sistemas tienen la misión primordial de proteger, controlar y gestionar el acceso a las aberturas de carga o descarga, disminuyendo los posibles accidentes a los trabajadores. Estas escaleras permiten operaciones de carga y descarga, inspecciones y revisiones que anteriormente eran muy peligrosas si no se contaba con herramientas que protegieran a las personas encargadas de estas tareas.

El diseño de estas escaleras viene de la mano con materiales de la más alta calidad, acompañado con superficie antideslizante y varios sistemas de seguridad diseñados y alineados con los estándares OSHA que hace que las escaleras de Woodfield sea la mejor opción para la industria, estos sistemas de acceso seguro ofrecen diferentes beneficios que permiten disminuir la probabilidad de ciertos accidentes, establecen una barrera efectiva y garantizan un rendimiento fiable en diversas condiciones operativas. 

Ahora bien, en la búsqueda constante de la excelencia en la industria de transferencia de fluidos, la unión estratégica entre los avanzados brazos de carga/descarga y los sistemas de acceso seguro emerge como la combinación ideal para garantizar operaciones óptimas y seguras. Esta colaboración sinérgica no solo maximiza la eficiencia, sino que redefine los estándares de seguridad y control en la manipulación de productos peligrosos tanto líquidos como gaseosos. 

La amalgama de tecnología innovadora y diseño meticuloso convierten a Woodfield en la opción confiable para aquellos que buscan optimizar la transferencia de fluidos con un plus de beneficios operacionales y de mantenibilidad a la vez que desean maximizar la rentabilidad de sus operaciones de manera mucho más segura.  

Massy Energy es representante oficial en Colombia de Woodfield Systems

Somos Massy Energy, Somos Servicios, Representaciones y GLP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *